Desayuno y deporte

Las 5 recomendaciones básicas para desayunar antes de hacer deporte

Gran parte del disfrute de viajar es ver y experimentar nuevas culturas y costumbres, y como no podría ser de otra manera, probar la comida de otros países. Las tradiciones gastronómicas dependen mucho de la geografía y la climatología de cada lugar, por ejemplo si vivimos en el norte de Europa, donde hace más frío, se tiende ya desde el desayuno a tomar más comida caliente con muchos hidratos de carbono, grasas animales y azúcares.

Si echamos la mirada atrás en la historia, antiguamente los desayunos tenían que ser muy potentes ya que los trabajadores del campo tenían que ‘almacenar’ la energía suficiente para enfrentarse a las arduas tareas de la agricultura y expuestos a fríos intensos. La gente en aquellos tiempos tenía un trabajo mucho más físico, dado que no existía maquinaria. Trabajaban seis o siete horas al día, lo que significaba que en términos generales quemaban casi todas las calorías.

Calorías necesarias para hacer deporte

Sin embargo, hoy día las cosas han cambiado, tenemos máquinas para todo, coche, menos horas de trabajo y más tiempo libre, por tanto no quemamos la ingesta diaria de calorías. Por ejemplo, un ser humano normal sin problemas patológicos u hormonales necesitaría normalmente las siguientes calorías:

  • Un hombre…………….. Unas 2.500 calorías para funcionar normalmente.
  • Una mujer………………. Unas 2.200 calorías.

Resulta un poco más complejo que estas cifras pero lo abordaremos con más detalle en el próximo post. Si entendemos que para mantener el peso y realizar tareas rutinarias un hombre necesita unas 2.500 calorías, eso significa que para hacer ejercicio físico extra, necesita más calorías. Es muy simple, cuanto más duro sea el ejercicio más calorías necesitarás, y como es lógico si haces mucho ejercicio físico pero no ingieres suficientes calorías perderás peso. Si esto fuese así de simple, nadie tendría este problema, pero como siempre el secreto es conseguir un correcto equilibrio.

Como ya sabemos todos, la comida más importante del día es el desayuno. Desayuna de forma saludable y estarás preparado para casi cualquier cosa. Pero antes de ver algunos desayunos saludables y no saludables, es mejor recordar las cinco  recomendaciones básicas:

  1. No vamos a trabajar en una mina de carbón durante 16 horas al día así que no necesitamos un desayuno enorme.
  2. Vamos a hacer un poco de ejercicio físico así que necesitamos un equilibrio de líquidos y comidas sólidas.
  3. Necesitamos ingerir suficiente alimento para mantener nuestra energía.
  4. Ten en cuenta que debes pensar en el proceso digestivo, y por lo tanto es mejor pensar en las comidas que se digieran de forma fácil y que nos den energía de forma más rápida.
  5. Intenta comer los alimentos que nos gustan y sobre todo usa un poco de sentido común.

En el próximo post os contaremos qué alimentos podemos comer y cuáles debemos evitar en el desayuno. ¡A disfrutar, pero siempre saludable!

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page