Desayuno saludable

12 recomendaciones sobre qué y cómo desayunar saludable

Quizás la mejor manera de empezar a hablar sobre el desayuno es dejar claro qué debemos tomar y qué no. A todos nos pasa cuando estamos de vacaciones que nos permitimos comer sin control, pero hay que tener fuerza  de voluntad para no salirnos demasiado de lo habitual y aprovechar el viaje a un país extranjero para probar nuevos alimentos, ¡quizás descubramos que están incluso mejores que los que comemos normalmente!

Una vez dicho esto, ha llegado la parte más dura, ¿qué debemos evitar en el desayuno? Pero no os preocupéis porque también os comentaremos los alimentos que sí debes tomar, que pueden estar más ricos y sabrosos que los ‘prohibidos’, además de ser saludables.

Alimentos a evitar durante el desayuno:

  1. Los alimentos que tienen demasiada grasa, especialmente productos animales como beicon frito, salchicha, morcilla, sobrasada, manteca colorada…etc.
  2. Huevos, tomates o champiñones fritos.
  3. Productos con demasiado azúcar como la bollería industrial o cereales cubiertos con productos dulces.
  4. Intenta evitar los alimentos procesados como las alubias con salsa de tomate en lata.
  5. Evita el uso de grasa extra como mantequilla o queso de untar.
  6. No añadas demasiado azúcar al café o té y evita utilizar excesiva mermelada sobre la tostada.

Alimentos recomendables en el desayuno:

  1. Azúcar natural, y no azúcar procesado. Cualquier tipo de fruta y cualquier tipo de zumo de fruta natural.
  2. Cereales sin capa de azúcar industrial por ejemplo copos de maíz, cereales multigrano o muesli sin azúcar añadido. Si quieres endulzar estos alimentos añade trozos de fruta.
  3. Productos desnatados como leche, queso fresco o yogures.
  4. En lugar de mantequilla o margarina, usa aceite de oliva virgen sobre la tostada o el pan.
  5. Con respecto a los huevos es mejor comerlos cocidos, escalfados o revueltos con un poco de aceite de oliva. Ten cuidado con la sal, no uses demasiado.
  6. Tomar un poco de café. Hay estudios que demuestran que puede mejorar el rendimiento físico. Pero no bebas demasiado.

Ideas para desayunos diferentes:

  1. Fruta (plátano, manzana, naranja o un par de kiwis o ciruelas) con yogur natural y una tostada integral.
  2. Una tostada integral con un poco de jamón (mejor ibérico) y dos tomates medianos en rodajas.
  3. Muesli con yogur natural con frutos secos y trozos de fruta.
  4. Un huevo semi cocido con un poco de pan integral más un plátano.

Se puede tomar té con moderación pero intenta que sea té verde o de fruta. Para mantener la hidratación toma zumo de fruta diluido o solo agua.

Y recuerda que por aquí en Andalucía, el desayuno preferido es zumo natural de naranja seguido por un mollete tostado con tomate natural rallado y algunas gotas de aceite de oliva virgen. Y para los más atrevidos, un alternativa puede ser untar aguacate maduro sobre el mollete y echar unos lonchas de jamón ibérico por encima. Estos desayunos no son solamente nutritivos sino que tienen un sabor fenomenal y te ayudarán a mantener la energía.

¡Hora de comer!

¿Te gustaría contarnos tu desayuno favorito? ¿qué es lo típico en tu ciudad o país? Déjanos un comentario y cuéntanoslo, estaremos encantados de escucharte.

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page