img_1520

¿Quieres llevarte el mejor recuerdo de tus vacaciones? Te damos 10 consejos para que saques tus mejores fotos

Cuando las vacaciones llegan a su fin nos quedan los recuerdos. Las cosas que hemos hecho, las comidas que hemos probado, los momentos que hemos disfrutado y, como no, las fotos. ¿Quién no ha cogido el álbum y ha repasado cada momento de las vacaciones? Por eso es muy importante que esas imágenes que nos van a acompañar para siempre reflejen la esencia de esos días de ocio y de esos nuevos lugares que hemos descubierto. Te proponemos diez sencillos pasos a seguir para que saques las mejores fotos.

1. Pon la cámara a punto

En ocasiones no nos paramos a pensar en la situación de la cámara antes de salir. La cogemos y nos vamos pero ¿qué pasa si no la tienes a punto? Que muchas veces te puedes quedar sin foto. Por eso es muy importante que la cámara esté siempre cargada y que la tarjeta de memoria esté vacía. Son detalles simples que te pueden arruinar tus instantáneas. Darle al botón y ver que se quedó sin batería o tener que ponerse a borrar fotos antiguas porque no caben más son prácticas muy comunes y que tienen fácil solución con un poco de previsión.

2. Vigila el fondo

Es muy importante a la hora de hacer una buena foto tener controlado el fondo. Un retrato bonito al lado de un monumento puede verse desmejorado si en el fondo hay un cubo de basura, o una bolsa suelta, o el poste de una farola o cualquier elemento que pueda resultar antiestético. Busca la forma de hacer la foto donde puedas evadir estos elementos.

3. Juega con la luz

La luz es un elemento esencial en cualquier instantánea. Es muy importante que vigiles de dónde viene para que tus fotos no se vean afectadas. Un error muy común es la típica foto a contraluz. Si estás pendiente de este punto puedes también jugar con él para conseguir efectos en tus fotografías. Un mismo lugar fotografiado a distintas horas del día puede resultar completamente diferente. Este elemento es muy importante sobre todo en las instantáneas de naturaleza. Si vas a viajar a un paraje natural o vas a estar en contacto con el mar o con el medio ambiente no olvides mirar por dónde viene la luz, puede ser una tremenda aliada para que tus fotos sean inmejorables.

4. Fotografía elementos cotidianos

Hay veces que nos encontramos en un lugar y no sabemos qué fotografiar. Solemos siempre irnos a lo fácil: a los monumentos, a las calles principales y a los rincones significativos. Pero la esencia de un lugar la capta la cámara a través de los elementos cotidianos. Si viajas te darás cuenta a la vuelta que imágenes de un mercado, una cafetería, un niño jugando en una plaza, o incluso, puertas y ventanas de un lugar pueden decirte más que una gran construcción. No te olvides de los pequeños detalles pues pueden hacer que tus recuerdos sean muchos más precisos.

5. Cambia el punto de vista

Si nos vamos de vacaciones y a la vuelta revisamos las fotos pueden resultarnos muy aburridas si no hemos cambiado el punto de vista. Las instantáneas hechas siempre de manera frontal y a la misma altura acaban por ser monótonas. Coge tu cámara y agáchate para sacar la imagen desde abajo, o móntate en algún lugar para hacerlas desde arriba, o tuerce la cámara para que salgan dobladas. Si empiezas a cambiar el punto de vista de las fotografías verás cómo resulta divertido, como cada imagen es diferente y como tu álbum resulta más dinámico. Esta técnica es muy recomendable, sobre todo, para los  retratos. Muchas veces no sabemos qué postura coger para no estar siempre igual. Con esto podemos jugar y hacer de la fotografía otro punto divertido de nuestro viaje.

6. Prueba distintas ubicaciones

Existen muchas maneras de mirar un mismo lugar. Si llegas y te encuentras enfrente de un monumento búscale el lado más original, no hagas tan sólo la típica foto frontal que todos los turistas van a tener retratada. Vete a una esquina, prueba de cerca o fotografía detalles curiosos. Si estás sumergido en la naturaleza intenta que un mismo elemento se vea desde diferentes ángulos.

7. Rellena el encuadre

Un problema que suele darse en muchas fotografías es que aparecen demasiadas cosas en ellas por lo que no existe un foco de interés. Al final sacamos tanto que no se ve nada. En este mismo sentido es interesante tener en cuenta lo que en fotografía se llama “el encuadre”. Si dudas entre incluir algo o no en una instantánea la mayoría de las veces será mejor que no lo hagas. Si al mirar una foto no puedes identificar claramente qué es lo interesante, la foto sin duda puede ser mejorable.

8. Dale sensación de profundidad

Vivimos en un mundo de tres dimensiones, pero a la hora de hacer las fotos lo reducimos a dos. Existen trucos para dar sensación de profundidad a una imagen fija. Esta técnica puede aplicarse mejor en las fotos de paisaje, porque las líneas son más fáciles de reconocer y nos sirve de mucha ayuda a la hora de dar profundidad. Un ejemplo pueden ser los surcos de las olas en el mar, intenta que queden perpendiculares a tu vista y verás el resultado en tu fotografía.

9. Cuenta una historia

Cuando haces una foto tienes la oportunidad de comunicar en ella. ¿Os habéis fijado en los periódicos? Las fotos que acompañan la noticia la complementan, de hecho, en muchas ocasiones, sin leer el texto sabemos de lo que trata por la fotografía. Tú puedes hacer lo mismo con las fotos de tus vacaciones. Piensa qué representa, cuáles son las características principales del momento y de qué forma puedes potenciar el mensaje que quieres transmitir. Evidentemente son mucho más gratificantes las fotos que nos dicen algo, sobre todo cuando se trata de momentos felices o lugares bonitos que hemos disfrutado.

10. Elige el objetivo adecuado

Si tu equipo fotográfico cuenta con varios objetivos probablemente te surja la duda de cuál utilizar en cada ocasión. Cada uno tiene una característica diferente por eso tienes que tener claro lo que vas a fotografiar. Si lo planeas antes de salir del hotel no dejas lugar a la improvisación y, probablemente, estés más acertado a la hora de conseguir una buena foto.

Ya sabéis, si queréis que vuestras vacaciones se queden inmortalizadas con unas buenas fotografías no dudéis en seguir estos sencillos pasos que os proponemos.  No olvidéis también que no se trata de la calidad de la cámara sino de la del fotógrafo. Las próximas vacaciones, sin duda, van a quedar retratadas de una manera más original y profesional.

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page