Ilusiones ópticas Río Tinto.

Río Tinto, el paraje natural más insólito de Andalucía: descubre sus ilusiones ópticas

La geografía andaluza esconde rincones insólitos, pero no es sólo eso, a veces las ilusiones ópticas nos hacen disfrutar el doble de un mismo paraje. Esto es lo que ocurre en Río Tinto, en Huelva. El color cobre de sus aguas y los efectos que provoca, dejan volar tu imaginación, y si lo fotografías te puedes dar cuenta que además de una estampa de un río anaranjado puedes “ver” tornados de fuego en sus aguas. Se trata de un engaño a nuestra visión que ha sido recogido en segundo puesto por el diario 20 Minutos en el ránking de las 15 mejores ilusiones ópticas creadas por la naturaleza. Si viajas a la provincia onubense no dudes en visitar este rincón mágico para disfrutar de ese doble paisaje de agua y fuego que contiene siete peculiaridades únicas:

1.     Ilusión óptica

Río Tinto, Huelva.

Río Tinto, Huelva.

Una instantánea habitual del peculiar paisaje minero de Rio Tinto, en concreto de las aguas del río, engaña al ojo humano simulando un tornado de fuego. Los tornados de fuego también existen, pero en esta ocasión no es uno real. El río es ácido debido a las obras que continúan en la provincia desde hace años y su color rojo brillante se debe al alto contenido en metales pesados. In situ podrás descubrir este y otros efectos ópticos pues en las aguas se van dibujando formas diversas que podrás captar con tu cámara de fotos.

2.     Color rojo

Rio Tinto, Huelva.

Rio Tinto, Huelva.

La peculiaridad principal de Rio Tinto es el color rojo de su agua. Supone un dato significativo y singular que sorprende a todos los visitantes. Muchos pintores se han acercado hasta el lugar para inmortalizarlo con sus cuadros y otros lo han hecho a través de las cámaras de fotos. Ver correr el agua a través del cauce dibujando paisajes insólitos a su paso no tiene precio y es una experiencia que no debes perderte.

 3.     Minerales

Río Tinto, Huelva.

Río Tinto, Huelva.

El río es conocido por el color rojizo de sus aguas, de ahí su nombre. La coloración tiene su origen en la meteorización de minerales que contienen sulfuros de metales pesados hallados en los yacimientos a lo largo del río. Estos yacimientos son depósitos hidrotermales compuestos en gran medida por rocas de pirita y calcopirita. El proceso de meteorización se debe a la oxidación microbiológica de estos minerales, causada principalmente por unas bacterias especiales que transforman los iones sulfuros en ácido sulfúrico, liberando los metales pesados en el agua. Es a causa del flujo de ácido sulfúrico que el agua del río tiene un carácter muy ácido.

 4.     Origen minero

Minas Río Tinto

Minas Río Tinto

La provincia de Huelva es de un marcado origen minero, en especial, esta zona aledaña al paso del Río Tinto. Desde la prehistoria ya los primeros habitantes de estas tierras se dedicaron a la explotación de los minerales que allí se hallaban. La minería continuó durante la era fenicia y la romana hasta los musulmanes en la segunda parte del siglo XV. Fue principalmente de cobre, pero también de hierro y manganeso. En el siglo XIX la explotación minera comenzó a gran escala, principalmente llevada a cabo por empresas del Reino Unido. Después de alcanzar la producción máxima en 1930 la producción disminuyó y se terminó para el cobre en 1986, y para la plata y la extracción de oro en 1996.

 5.     Los puentes

Puente de Río Tinto.

Puente de Río Tinto.

El transporte del mineral desde la Cuenca hasta Huelva obligó a definir un trazado ferroviario que, en ocasiones, necesitó de la construcción de puentes que salvaran la orografía del terreno. Estructuras que forman parte de la personalidad de Huelva, ejemplos únicos de la arquitectura industrial del siglo XIX. Si visitas esta zona vas a poder también disfrutar de estos puentes que son testigo de la historia de la provincia. No te pierdas el Puente sobre la Rivera del Nicoba, sobre el Arroyo Candón, Puente de Niebla sobre el Río Tinto o sobre el Arroyo Giraldo, entre otros.

6.     El ferrocarril

Ferrocarril Minero de Río Tinto.

Ferrocarril Minero de Río Tinto. Fotografía: Turismo de Huelva.

Si además de jugar con tu imaginación asomado al Río Tinto quieres vivir una experiencia única no dudes en montarte en un auténtico ferrocarril del siglo XIX. Se trata de una locomotora y vagones restaurados para hacer el recorrido que hacían estos metales. Así pues,  el Parque Minero de Rio Tinto consta de un recorrido completo que incluye acceso al museo, a la Casa 21, visita guiada por una mina subterránea y la explotación a cielo abierto y finalmente un paseo en el auténtico tren de la mina. Una visita que no puedes perderte si viajas a la provincia onubense.

 7.     Casa Victoriana

Casa victoriana, Río Tinto.

Casa victoriana, Río Tinto. Fotografía: Andalucía.org

Dentro de la oferta que pone a tu alcance el Parque Minero de Rio Tinto se encuentra un ejemplo de casa victoriana de la época de explotación inglesa. En 1873 un consorcio financiero extranjero con mayoría de capital británico compró las minas de Rio Tinto iniciándose así la presencia británica en la Cuenca Minera de Río Tinto que perdurará hasta 1954. Desde el primer momento la dirección técnica de las labores mineras será llevada a cabo por técnicos extranjeros, principalmente británicos y para ello se mandaron a construir casas al gusto de los técnicos en un barrio específico para ellos. La Casa nº 21, que se puede visitar de manera guiada a modo de museo,  posee tres plantas y dos jardines con una superficie total de 540 metros cuadrados. Su conocimiento ofrece la oportunidad de realizar un viaje en el tiempo hasta la época victoriana.

No dudes en coger tu cámara de fotos y llevarte inmortalizada esta ilusión óptica única en el mundo. Un paseo por un paraje singular que te dejará la boca abierta, donde descubrir los misterios del pasado minero de la zona y donde contemplar de cerca esta etapa de la historia.

DÓNDE ALOJARSE

Fuerte El Rompido, Cartaya

Fuerte El Rompido, Cartaya

Si quieres descubrir el tornado de fuego que esconde Río Tinto nada mejor que alojarse en el Hotel Fuerte El Rompido. Está situado en una loma que domina todo paraje natural del Río Piedras. A ello hay que sumar una arquitectura de estética andaluza que armoniza con su entorno. Un lugar ideal para el descanso y para la práctica del deporte rodeado de naturaleza. Una playa virgen de 14 kilómetros a la que se accede en barco y que se ha convertido en una de las mejores experiencias para los clientes de este hotel. Apuesta por la calidad de una cadena con más de 50 años de experiencia.

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page