ronda blog

Recreación histórica llena de color y tradición. Visita la Ronda Romántica que te llevará hasta el corazón del siglo XIX

Un mundo de bandoleros, viajeros y arrieros. Ronda y su Real Feria de Mayo, la segunda más antigua de Andalucía, nos transportan hasta la Época Romántica en una ambientación histórica única. Las calles, adornadas con guirnaldas de adelfas, se llenan de barriles, aperos de labranza y objetos de barro que recrean a la perfección los años más pintorescos de esta ciudad malagueña. Hombres y mujeres se visten con la vestimenta típica y se mezclan con los mejores ejemplares de caballos engalanados para la ocasión.

Si estás pensando hacer una escapada no dudes en hacer hueco a esta feria rondeña curiosa por su originalidad y su belleza. Una ciudad rica en patrimonio rodeada de vegetación  y a tan sólo 40 minutos de la Sierra de Grazalema, paraje natural incomparable para desconectar y disfrutar del aire puro. Una combinación que no puedes perderte si decides visitar el sur de España. No te olvides de coger papel y lápiz porque te ofrecemos cinco motivos por los que no puedes perderte este viaje. La cita obligada es este año en Ronda del 30 de mayo al 1 de junio.

1. El ambiente ‘romántico’

El ambiente que recrea la Ronda Romántica es espectacular. Los vecinos se vuelcan con la decoración de sus calles y los escaparates de sus establecimientos. Guirnaldas y adelfas en las calles se mezclan con banderines y pendones colgados en las farolas que recogen las heráldicas de la Serranía rondeña. Un paseo por la historia más castiza de la ciudad. Los comercios se visten de gala para trasladarse a la época romántica ultimando cada detalle. Así puedes encontrar en sus estancias  grabados que recrean los momentos más típicos de este tiempo y que tanto éxito tienen entre los visitantes. Toros y caballos acompañados de hombres y mujeres vestidos de majas y majos que componen restampas típicas que muchos pintores también han recogido en sus lienzos.

Pero no solo se trata de estas manifestaciones artísticas que hacen de las tiendas galerías de arte. En el interior se hace énfasis en la ambientación gracias a los aperos de labranza típicos del campo de este tiempo. Carros, rastrillos y útiles para los animales son algunos ejemplos que podemos encontrar. Todo esto está también acompañado por objetos de barro, macetas, calderería, lebrillos, búcaros, barriles, arcas, baúles, tinajas, alpacas, muebles y mesas antiguos.

En cuanto a los restaurantes, habrá cocina de poyetes, únicamente se podrá preparar la comida en hornillos o anafres. No habrá luz eléctrica y la iluminación de las mismas se hará con candiles, quinqués o velones. Las sillas y mesas serán de madera rústica, de tablas o enea.

Un esfuerzo que convierte a Ronda en el centro de atención en una de sus fiestas más típicas. Por ello se organizan también concursos que premian la mejor decoración de estancias, el mejor plato típico o la mejor vestimenta, entre otros.

Ronda-Romántica-01

El ambiente ‘romántico’

2. Hombres y mujeres de época

Uno de los elementos más destacados de la Ronda Romántica es la vestimenta típica de la época que utilizan los vecinos  que se caracterizan como majas y majos de los tiempos que se rememoran. Tanto para hombre como para mujer los atuendos son llamativos y significativos y son una mezcla de elementos de diferentes orígenes, que podían tener incluso una larga antigüedad.

Ellas utilizan un guardapiés de color vivo que les llega hasta los tobillos con unas medias que acababan en unos zapatos con hebilla. El cuerpo se trata de un jubón con solapas muy ceñido al tronco y la cintura que tiene unas mangas estrechas adornado en la zona de los hombros con bordados y a menudo con muchos botones de plata. El color principal de esta parte del vestuario solía ser el negro, heredado de la monarquía de los Austrias, donde la corte solía utilizarlo. En la parte de colorido se les solían colocar también una guarnición, es decir, cenefas y tiras de terciopelo adornadas con borlones. El pelo, siempre recogido con una cofia era otro de los particulares de estas majas rondeñas que, en muchas ocasiones, se adornaban también con borlas.

Por su parte los hombres van vestidos con un chaquetón de coderas también llamado marsellés porque se parece a la prenda de abrigo usada por los soldados franceses en Marsella. En ellos se suele conservar el calzón, pantalón estrecho de arriba y abajo pero con holgura en el centro que terminaba también en unos zapatos con hebilla que dejaban ver las medias. En la cintura una faja de color y el pelo con unas grandes patillas.

Con estos detalles principales los rondeños actuales confeccionan sus trajes para la ocasión, aprovechando muchos esta feria para vestirse también de bandoleros, los asaltadores principales que durante el siglo XIX se escondían en la Serranía de Ronda. Un espectáculo inmejorable para conmemorar esta recreación histórica a base de vestimenta.

ronda romantica

Hombres y mujeres de época

3. Gastronomía de antaño

Si vienes a Ronda prepara el paladar para descubrir los sabores más deliciosos, sobre todo, en esta época de celebración donde se sacan a la mesa recetas típicas de antaño. Sin duda, la Serranía rondeña ha sido siempre famosa por sus chacinas como el chorizo, salchichón, bondiola, caña de lomo, jamón, paleta o morcón. El rabo de toro, la cabeza de lomo rellena o el cabrito al aroma rondeño son algunas de las recetas más características de la zona.

En la conmemoración de la Ronda Romántica los establecimientos compiten por llevarse el premio al mejor plato típico, por lo que puedes hacer un verdadero tour de sabor e ir probando la especialidad de cada casa, todo ello preparado y cocinado al modo tradicional en hornillos o anafres.

Los postres son otro manjar a destacar que además están preparados con productos del Valle del Genal como pueden ser las castañas o las almendras. Un nuevo motivo más para acercarse a Ronda a finales de mayo.

chacina

Gastronomía de antaño

4. Los caballos y la historia

La importancia ganadera de este territorio arranca desde la época musulmana, cuando la Serranía rondeña era el máximo productor de ganado ovino y caprino del Reino de Granada, conocida entonces como “Los Montes de la Lana”, y en cierta manera continuó siéndolo tras la conquista castellana, sin desdeñar el ganado vacuno y caballar. Precisamente son los caballos los que continúan siendo protagonistas de esta comarca. Siempre en voga, y en especial en el siglo XIX, estos animales han acompañado a los rondeños.

En estos días se recrean también los atuendos que utilizaban estos ejemplares equinos y con ellos de la mano las vestimentas de sus jinetes. Así pues el caballo lleva una montura de albarda, que es el ropaje que se utilizaba en el campo. Esta se adornaba con retrancas y petrales. La cabezada se solía poner de talabartería y, eso sí, todo muy colorido.

El jinete por su parte lleva un sombrero calañés con un pañuelo de seda debajo recogiendo el pelo con un nudo cerca de la oreja izquierda y dejando colgar el resto. En cuanto al torso, una camisa blanca ceñida y un chaleco de colores sobrios. El fajín, en este caso también oscuro, se utilizaba sujetando el pantalón ajustado. Finalmente el calzado se trataba de un botín cubierto por una polaina.

Si te gustan los caballos este es un momento genial para contemplar a los mejores ejemplares a la vez que disfrutas de la vestimenta de la época, un punto de encuentro ineludible para los amantes del romanticismo.

ronda romantica caballos

Los caballos y la historia

5. Sierra de Grazalema

La ciudad majestuosa de Ronda se encuentra a tan solo 40 minutos del Parque Natural Sierra de Grazalema. Si estás buscando una escapada para finales de mayo y principios de junio puedes optar por desconectar de los problemas en Grazalema y acercarte el día de la fiesta a la ciudad más romántica de Málaga, Ronda. No existe una opción mejor para limpiar los pulmones con aire puro y a la vez disfrutar de las tradiciones más arraigadas.

Si vienes a este paraje podrás disfrutar del denso bosque mediterráneo de encinas, alcornoques y quejigos además de su especie más característica, el pinsapo. Principalmente concentrado en la Sierra del Pinar, por ser el lugar más lluvioso de la Península, esta especie es descendiente de los abetos centroeuropeos que formaban aquí grandes bosques en las épocas glaciares. Hoy estos pinsapos habitan únicamente en este espacio, en el Parque Natural Sierra de las Nieves y en Sierra Bermeja (ambos en la provincia de Málaga), de ahí su singularidad. Visita lugares de ensueño y si quieres puedes hacer deporte. Para los montañeros están las ascensiones a cumbres como El Torreón o El Reloj y para escalar existen roquedos y paredes en Peñón Grande, Aguja de las Palomas y Peñaloja, en Grazalema. Un plan perfecto para mezclar ambas aficiones, la naturaleza y la cultura.

vistas-grazalema

Grazalema

Si has leído estas cinco características de la Ronda Romántica estamos seguros que este plan no te dejará indiferente. Disfruta del sur de España desde sus paisajes más verdes a la vez que puedes vivir una de las celebraciones más conocidas y pinturescas.

DÓNDE ALOJARSE

Si decides vivir de primera mano esta Ronda Romántica y además llenar tus pulmones de aire puro, la mejor opción para alojarse, sin duda, es Fuerte Grazalema.

El establecimiento cuenta con 77 habitaciones, con balcón privado con vistas espectaculares al valle del Guadalete y al pueblo de Grazalema, aire acondicionado, TV vía satélite, minibar, conexión Wifi gratis, baño con amenities y secador de pelo.

Dispone de piscina al aire libre y jacuzzi con vistas a la Sierra de Grazalema. Además este es uno de los pocos establecimientos de la zona con sala de juegos. Alberga también una granja de animales y un huerto ecológico, a los que el hotel organiza visitas todos los días. Otras actividades dentro del programa de experiencias en las que los huéspedes pueden participar, son los cursos de cocina andaluza, la degustación de platos regionales, clases de flamenco o talleres para aprender a preparar sangría y gazpacho.


Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page