Alcornoques

Taller de descorche en la Sierra de Grazalema, un arte centenario: ¿te apuntas?

El Parque Natural Sierra de Grazalema, además de ser un pulmón verde de Andalucía y una fantástico entorno natural para disfrutar de la naturaleza en estado puro, esconde en sus entrañas artes centenarios que han alimentado durante siglos a muchas familias. Uno de ellos es el descorche, que cada verano tiene lugar en este insólito lugar.

El descorche consiste en el trabajo de la extracción del corcho del alcornoque, un árbol que en esta zona se conoce como chaparro. Sus características le proporcionan  multitud de utilidades para el hombre que ningún producto sintético ha conseguido igualar. Es por eso que desde el Parque han programado un taller para turistas y viajeros ávidos de conocer los entresijos de este trabajo artesanal.

El próximo 10 de agosto a las 10.00h tendrá lugar en el Centro de Visitantes de Cortes de la Frontera este taller para todos los públicos en el que se podrán apreciar las manifestaciones artesanas de este producto natural y ecológico, contribuyendo a la conservación y defensa de la riqueza artesanal de la comarca.

Durante cuatro horas, los asistentes recibirán una visita guiada por el centro donde conocerán a fondo el parque y un artesano experto les ayudará a realizar objetos elaborados a partir del corcho, mientras ahonda en la historia y técnicas de este antiguo oficio.

La actividad terminará a las 14.00h, momento perfecto para disfrutar de unas tapas por alguna de las localidades de la Ruta de los Pueblos Blancos o acercarse a la playa natural de montaña de Zahara de la Sierra. ¡Un plan diferente y natural para el fin de semana!


El uso del corcho

La corteza del alcornoque, el corcho, es el material que segrega este árbol para protegerse del frío o calor extremo así como de otras amenazas externas. Puede retirarse del árbol cada nueve años, tiempo necesario para una regeneración adecuada.

Durante los meses de verano, los descorchadores se encargan de extraer la corteza ya que es más fácil hacerlo sin dañar el árbol. Lo cierto es que tras la retirada del corcho, el árbol queda más desprotegido ante cualquier agente externo. Pero el descorche, lejos de haberse convertido en una lacra para estos bosques, se han implantado como una tarea de conservación de los alcornocales, protegiéndolos a lo largo de los siglos de las talas para leña.

El uso principal del corcho a día de hoy proviene de la industria vinícola, como tapón para las botellas de vino, aunque en este taller del Parque Natural Sierra de Grazalema será posible comprobar la cantidad de usos que posee en la artesanía de la zona.

¡No lo pienses más, haz un plan diferente en la Sierra de Grazalema!

Para más información puedes llamar al 902 525 100 o escribir un email a infonatura@agenciamedioambienteyagua.es

Coste del taller: 2 euros

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page