Descubre la historia de las tapas en España y sus mejores variedades

Las tapas se han convertido en una seña de identidad de la cocina española y no hay turista ni lugareño que se resista a estos pequeños bocados de la gastronomía mediterránea. Es tal la fama de esta modalidad de aperitivo que en las recepciones oficiales del Gobierno y la Casa Real de España, se sirven para los grandes mandatarios o visitantes ilustres.

Con los años ha surgido un nuevo verbo: “tapear”, que hace referencia precisamente a esa manera de alimentarse y muestra la influencia que ha causado, no sólo en el recetario español, sino también en el diccionario. Pero ¿qué es exactamente una tapa? ¿Dónde surge? ¿Cuál fue la primera? La historia de la tapa es apasionante al igual que sus variedades y sus sabores. Si viajas a España no dudes ni un segundo en irte de “tapeo”. Te presentamos la apasionante biografía de estas pequeñas protagonistas de bares y tabernas de Andalucía:

Origen andaluz

Historia de las tapas - Vino y tapas de jamón y queso

Vino y tapas de jamón y queso

Si quieres probar las mejores tapas, sin duda, tu destino es Andalucía. “Pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida”, así se define esta palabra dentro del vocabulario español. Pero las tapas son algo más que eso, son una manera de entender la gastronomía de una forma peculiar y llena de sentimiento, un arma de socialización en bares y un estilo de vida culinaria. Su origen es realmente curioso y tiene su anécdota histórica de trasfondo.

El Rey Alfonso XIII en una de sus visitas por tierras gaditanas, se detuvo en el Ventorrillo del Chato (venta que aún existe en la playa que lleva su nombre, entre Cádiz y San Fernando) para tomarse una copa de Jerez. Ese día corría un enorme viento que levantaba la arena de la playa y el camarero, para que no fuese a caer tierra en el vaso real, le puso encima una loncha de jamón a modo de tapadera. Su Majestad preguntó el motivo de ese aperitivo y el mesero avergonzado le explicó por qué le había tapado la copa. A Alfonso XIII le hizo gracia la iniciativa del gaditano y pidió otro Jerez con tapa a lo que se sumaron los miembros de la Corte Real que le acompañaban. Desde entonces se extendió la costumbre de tapar los vasos con lonchas de jamón y de ahí la evolución ha ido dando paso al fenómeno gastronómico que hoy conocemos.

Ir de tapas

Historia de las tapas - Evolución de las tapas

Evolución de las tapas

Tras la anécdota del Rey, las tapas se extendieron por toda España y ya no sólo se trataba de jamón, sino de otros productos servidos en pequeñas porciones junto a la bebida, normalmente, cerveza o vino. Las tapas son gratuitas en muchos locales y en otras tienen precios más económicos que los platos.

Los españoles suelen “ir de tapas” a menudo, actividad que suma muchos factores y características que sólo encontrarás en este país. Es una forma de socialización eficaz y reparte el consumo por varios establecimientos. Si un grupo de amigos se va a “tapear”, lo común es que no se queden solo en un bar, sino que prueben varios locales. Cada mesón tiene sus especialidades y si vas uno a uno consumiendo la bebida y la tapa acabas cenando o almorzando sin haber estado en un sitio concreto.

Un ejemplo de ciudad ideal para disfrutar de estos manjares culinarios es Málaga donde en su centro histórico cuenta con infinidad de mesones donde la gente se acerca para ir tomándose sus tapas. Un vaivén de personas que le dan vida a la ciudad a la hora de la comida.

Por otra parte, y también en Andalucía, se encuentra Granada conocida mundialmente por sus tapas. En esta tierra estos aperitivos españoles son gratuitos y los bares se hacen la competencia para ver quién ofrece la tapa más completa.

El buen clima andaluz casi en la totalidad del año hace también que esta actividad sea más atractiva y el litoral gaditano y el onubense, cada uno en su estilo, acogen a grandes amantes de la pequeña gastronomía.

Otra de las características de ir a tapear es el estilo a la hora de consumirlas. Normalmente si sales a comer te sientas y esperas tus platos. Aunque puedes hacerlo también de una manera más cómoda, lo normal del tapeo es estar de pie en las barras de los bares tomándote tu bebida y tu tapa (de hecho hay muchos locales que ni tan siquiera cuentan con sillas).

Tipos de tapas

Historia de las tapas - Tapa de Ensaladilla rusa

Tapa de Ensaladilla rusa

Desde aquella primera tapa que se tomara Su Majestad Alfonso XIII, el tiempo ha hecho que este aperitivo español vaya evolucionando. Si bien en un principio las tapas se basaban, sobre todo, en lonchas de jamón o de queso, actualmente se trata de alimentos elaborados que seducen los paladares de los comensales más exigentes. Existe una serie de tapas básicas que puedes encontrar en cualquier establecimiento y que no debes dejar de probar si vienes a España.

La ensaladilla rusa es una de las favoritas de los españoles. Esta receta basada en las patatas hervidas con atún, maíz y huevo duro mezcladas con mayonesa, es la primera que pide cualquier persona que se vaya de tapas. Otra de las favoritas por excelencia es la de croquetas. Esta porción de masa ovalada hecha con un picadillo de jamón y carne ligado con bechamel que se reboza en huevo y pan rallado y se fríe en aceite abundante, es un ejemplo de cocina mediterránea que se hace también con el protagonismo en una jornada de tapas. Pero, sin duda, lo que no puede faltar es un buen pintxo (forma de denominar las tapas en el norte de España) de tortilla de patatas. Un ejemplar esponjoso con el huevo cuajado en su punto no puede faltar en nuestra dieta.

La lista es interminable. Cabe destacar también las tapas de albóndigas, las de magro con tomate, los boquerones en vinagre o los pimientos del piquillo. Un mundo inmenso por descubrir que no te puedes perder si visitas España. Andalucía, la cuna de esta especial gastronomía, es el lugar idóneo para que pruebes a “irte de tapas”.

DÓNDE ALOJARSE

Fuerte Marbella

Fuerte Marbella

Para irte de tapas nada mejor que viajar a Andalucía, y si lo haces, no dudes en alojarte en establecimientos de calidad. Si vienes al sur de España no dudes en apostar por Fuerte Hoteles. La cadena cuenta con establecimientos donde podrás disfrutar, además de sus servicios, de lo mejor de cada punto de la geografía andaluza y de su gastronomía. Sus más de 50 años de experiencia son la mejor de las garantías. Marbella, Conil, Grazalema, El Rompido, Estepona o Torrox son algunos de los enclaves donde puedes encontrar estos increíbles alojamientos.

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page