portada

Sigue diez sencillos pasos para cuidar tu dieta este verano durante tus vacaciones

El verano es una época que invita a la buena mesa y al relax, y cuando volvemos a casa de las vacaciones y nos montamos en la báscula tenemos que empezar con las dietas y el ejercicio express para recuperar la figura. Pasar tus días de ocio, disfrutar de la gastronomía del destino y no engordar es una combinación posible si sabes cómo hacerlo de manera inteligente. No fuerces tu cuerpo al llegar a casa, bastante difícil se hace a veces la vuelta al trabajo. Coge papel y lápiz y presta atención porque te mostramos diez sencillos pasos para mantener la línea en verano.

  1. Come sano y alimentos frescos

Estar de vacaciones no es sinónimo de ponerse a comer sin freno o darle todo el protagonismo a la grasa. Intenta tomar productos saludables y que no sean pesados. Andalucía es una región muy buena para este propósito ya que cuenta con una dieta mediterránea sana y natural. Además de la frescura de los productos de esta región, los restaurantes y chiringuitos ofrecen platos típicos que son muy saludables. Como ejemplo está el gazpacho andaluz (a base de tomate y pepino) o el pescado. Además, si te pasas con la comida siempre te queda la opción de dar un paseo que rebaje esas calorías y donde puedas disfrutar de cada rincón de Andalucía.

1

  1. No te saltes las cinco comidas diarias

Los días de ocio son un poco particulares pero no por ello tienes que cambiar tus hábitos saludables. Todos los nutricionistas aconsejan cinco comidas al día y puedes mantenerlas aunque estés fuera de casa. Si viajas a un destino de playa, como puede ser la Costa del Sol o la Costa de la Luz, siempre tienes a mano un chiringuito o un beach club donde hacer una parada de tu baño para refrescarte la garganta y tomar un aperitivo o una merienda.

2

  1. No comas todo lo que se te antoja

Es muy usual cuando uno llega a un destino extranjero y ve productos que no los hay en su país querer probarlos todos. Eso está muy bien porque hay que conocer la gastronomía del país pero no lo hagas todo en el mismo día. Si has visto cosas que te pueden apetecer ve dividiendo el consumirlas en los días que estés de vacaciones en ese destino y no te atiborres porque puedes engordar con esa actitud y puede sentarte mal la comida.

3

  1. Busca picoteos sanos

Si en estos días de ocio te cuesta más controlar la comida y el picoteo intenta que, al menos, sean cosas sanas. Una opción muy buena son los palitos de zanahoria al igual que las brochetas de fruta, ambas cosas puedes conservarlas frescas en las bolsas especiales para estos productos que venden en todos los supermercados. Las naranjas son otra opción que te cubre el gusanillo del hambre entre horas y las ganas de dulce y que puedes guardar sin que se te estropee en cualquier sitio.

4

  1. Pon control en el buffet

Si viajas has de prestar mucha atención en los buffets libres porque no te das cuenta de lo que vas consumiendo y puedes acabar sin poder moverte de la pesadez de estómago. Siempre es mejor elegir los platos que te vas a comer antes de entrar en cualquier restaurante y, especialmente, en los buffets. No te sientes en una mesa cerca de donde estén expuestos los platos y así evitaras la tentación de estar levantándote a por comida cada cinco minutos. ¡Ánimo, tú puedes!

5

  1. No olvides hidratarte

Es muy importante si viajas a un destino donde hay altas temperaturas que no olvides hidratarte con frecuencia. No olvides que diariamente tienes que consumir dos litros y medio de líquido, que no tiene por qué ser agua. Tés fríos, bebidas sin azúcar, refrescos… la variedad es amplia. Además, si viajas al sur de España, puedes encontrarte con frecuencia fuentes donde beber agua y refrescarte a la vez.

6

  1. Busca una alternativa al helado

El dulce por excelencia del verano es el helado pero la enorme cantidad de calorías que tiene nos puede hacer llevarnos a casa cuatro o cinco kilos de más. No tienes por qué renunciar a ellos (además ahora los hacen light) pero sí puedes ir alternándolos con zumos naturales fresquitos o granizadas que son más ligeros y refrescan igual.

7

  1. Sigue con el ejercicio

Los días de ocio no son necesariamente sinónimo de días de tumbona. Es muy aconsejable que en tus vacaciones continúes con el ejercicio físico. Si vas a la playa el plan es perfecto. Además de nadar puedes andar por la arena, actividad que te quema el doble de calorías que si lo haces en pavimento y que además te ayuda a mejorar la circulación. Los paseos por las ciudades son muy aconsejables también y las rutas de senderismo y bicicleta que se organizan a lo largo y ancho de Andalucía son perfectas para estar en contacto con la naturaleza y llevarte un cuerpo en forma de vuelta a casa.

8

  1. No abuses del alcohol

Es cierto que en vacaciones nos gusta divertirnos pero no es necesario caer en estado de embriaguez para ello. El alcohol hay que tenerlo bajo control y no excederse, ya no solo por resultar negativo para la salud, sino también por la enorme cantidad de calorías que posee. Aprovecha los cócteles que preparan algunos beach clubs y la cerveza, ya que es menos dañina que otro tipo de bebidas alcohólicas.

9

  1. Come despacio

No debemos olvidar nunca que estamos de vacaciones y eso quiere decir que el estrés y la ansiedad la tenemos que dejar atrás. No te pongas delante de un plato y te lo comas en dos minutos. Ve despacio, mastica, saborea y tómate tu tiempo. La cocina mediterránea es una de las mejores del mundo y no se merece que no puedas disfrutarla bien. La rapidez en la ingesta de alimentos provoca acidez de estómago y que engorde el doble. Deja a tu organismo hacer la digestión a su ritmo y no lo fuerces.

10

Si sigues estos diez sencillos consejos verás cómo al volver a casa no te das un susto con la báscula. Combinando estos puntos puedes disfrutar de la comida de tu destino de vacaciones sin tener que lamentarte y ponerte a dieta nada más acabar tu viaje.

DÓNDE ALOJARSE

 Si quieres descubrir Andalucía no dudes en alojarte en los mejores hoteles. La opción más eficaz, sin duda, es Fuerte Hoteles. La cadena cuenta con establecimientos donde podrás disfrutar, además de sus servicios, de lo mejor de cada punto de la geografía andaluza. Sus más de 50 años de experiencia son la mejor de las garantías para dedicar tu tiempo a descubrir su esencia y su patrimonio. Marbella, Conil, Grazalema, El Rompido, Estepona o Torrox son algunos de los enclaves donde puedes encontrar estos increíbles alojamientos que cuentan además con restaurantes propios con comida sana y autóctona.

Fuerte Torrox

Fuerte Torrox

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page