grazalema

Las diez razones por las que no debes perderte Grazalema

Enclavado en el Parque Natural Sierra de Grazalema que le da nombre, este pintoresco municipio es uno de los puntos más hermosos de la Ruta de los Pueblos Blancos de la provincia de Cádiz. Además de su encanto serrano, ofrece las mejor posición para disfrutar de este paraje declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ideal para los amantes de la naturaleza y el turismo activo. ¡Te contamos diez puntos que no debes perderte de Grazalema!

1. Disfrutar de un enclave único

Gracias al enclave de Grazalema en pleno corazón este parque natural que separa las provincias de Cádiz y Málaga se convierte en un punto estratégico para disfrutar los municipios con solera de la Ruta de los Pueblos Blancos. Estas hermosa ruta, que se caracterizan por su encanto rural, su gastronomía autóctona y el blanco de sus casas, comprende El Bosque, Prado del Rey, Zahara de la Sierra y su playa de montaña, el castillo de Olvera, Algodonales, El Gastor, Grazalema, Villaluenga del Rosario y su famoso queso payoyo, Benaocaz (hasta aquí pertenecientes a Cádiz), así como la majestuosa Ronda y su tajo, Montejaque, Benaoján y Jimera de Libar por parte malagueña. Sin olvidar del famoso Setenil de las Bodegas y su curiosa arquitectura excavada en la roca.

ruta grazalema

Grazalema

2. Visitar los dos miradores

Un paisaje como el de la Sierra de Grazalema merece ser admirado y qué mejor que hacerlo desde un balcón natural que nos permita tener una panorámica única de la belleza natural de este zona que alberga una de las especies vegetales más curiosas del mundo, el pinsapo. Te recomendamos que visites estos dos miradores:

Mirador Puerto del Boyar

Se halla en un puerto de montaña a 1103 metros de altura, considerado uno de los más importantes de Cádiz. Es el mejor modo de acceder a Grazalema y contemplar los paisajes que ofrece desde el bosque de Pinsapos, pasando por la sierra del Endrinal y el valle del Cabrero. Además, dispone de mesas, fuentes de agua potable y todo lo necesario para disfrutar de una auténtico día de campo.

mirador-puerto-del-boyar

Mirador Puerto del Boyar

Mirador del Puerto de las Palomas

Este mirador ofrece avistamientos de rapaces tan impresionantes como los buitres y alimoches que habitan y sobrevuelan la zona. Se encuentra sobre una vía pecuaria desde donde podemos contemplar el Parque Natural de los Alcornocales.

Puerto de las Palomas

Puerto de las Palomas

3.  Practicar senderismo

El parque ofrece a los senderistas y amantes de la naturaleza una amplia variedad de senderos para todos los gustos y niveles para realizar a pie, a caballo o en bicicleta. Destaca la ruta de El Pinsapar, que alberga una auténtica joya escondida: el bosque de este abeto más grandes de Europa, una maravilla que ha sobrevivido al paso del tiempo en este recóndito lugar. Otra de las rutas recomendadas para senderistas es la Garganta Verde que sorprende por su altísimo cañón de roca habitado por buitres que desde el cielo vigilan a los ciervos y cabras que escalan las montañas.

Otro recorrido destacado para los amantes del turismo a dos ruedas es la Vía Verde de la Sierra que discurre por una antigua vía ferroviaria que cruza algunos de los pueblos más hermosos de la zona. No olvidar tampoco caminos como el del Llano del Endrinal, el Salto del Cabrero o el río Majaceite. Además la Sierra de Grazalema dispone de lugares para la práctica de todo tipo de actividades de agua y otros deportes de aventura para los más expertos.

grazalema-senderismo

Practicar senderismo

4. Degustar la gastronomía típica

La riqueza y variedad de la gastronomía hacen indispensable parar en Grazalema a deleitarse con los platos tradicionales a base de carnes de caza, las chacinas, las comidas caseras o los postres y dulces típicos. El plato autóctono por excelencia es el queso payoyo obtenido de leche de oveja y cabra autóctonas de lugar. Si quieres ver cómo se elabora puedes visitar la fábrica de quesos de Villaluenga del Rosario. Otras exquisiteces, éstas ya para degustar en restaurantes, son la sopa de Grazalema y los revueltos de espárragos o tagarninas.

payoyo

queso payoyo

5. Explorar las cuevas

Son decenas las cuevas de esta zona en las que se puede practicar la espeleología o simplemente visitar, aunque las más conocidas son las que se encuentran en el término de Benaoján, en Málaga. La Cueva del Gato es la más importante de Andalucía y una de las más destacadas de España con su más de 9.000 metros explorados, que ofrecen lagos, simas y agua todo el año.

Por otro lado la Pileta, declarada monumento nacional en 1924, dispone de pinturas rupestres de cabras, toros, una foca, un bisonte y caballos que le han dado un gran renombre con dibujos destacados como “La yegua preñada” y “El pez”. Monumentos naturales únicos que merecen ser visitados.

Cueva-del-Gato

Cueva del Gato

6. Conocer las tradiciones y costumbres

A través de los distintos museos y exposiciones permanentes de la Sierra de Grazalema podrás descubrir la historia, artesanía y costumbres de estos pueblos que han dejado grandes vestigios hoy recogidos en centros de interpretación. Destaca la Fábrica Artesanal de Mantas de Grazalema, que cuenta con una gran tradición en este arte, así como el Molino de Pan, el Molino de Aceite en El Bosque, el Museo del Agua en Benamahoma o el Museo de la Piel de Ubrique. Este último pueblo exporta su cuero a todo el mundo y para las firmas de moda más reconocidas y exclusivas. No olvides el ahorro que puede suponer comprarte un bolso directamente hecho a mano por un artesano y a mucho mejor precio.

gallery-11

Mantas de Grazalema

7. Descubrir el casco antiguo

Grazalema mantiene la arquitectura de sus orígenes, tanto en las casas bajas como en sus iglesias y plazas, que conservan una singularidad histórica. Caminando por su casco antiguo, declarado Conjunto Histórico, se descubre la típica arquitectura popular andaluza en estado puro con estrechas calles que te resguardan del sol, balcones con claveles y geranios colgantes y fuentes de agua que ponen banda sonora al recorrido. El broche lo pone la iglesia barroca de Nuestra Señora de la Aurora que destaca entre el resto de edificios religiosos, y en el que también tiene un lugar destacado las ermitas del Calvario y los Ángeles.

Grazalema_Square

Grazalema

8.  Ver la reconstrucción de la vida de los bandoleros

Nada mejor para conocer la cultura de este lugar que asistir a la representación de la vida cotidiana de los bandoleros que cada año tiene lugar en Grazalema. El pueblo se transforma para volver a siglo XIX y decenas de vecinos ataviados de época reviven la vida cotidiana de aquella Grazalema que albergó y vio nacer a uno de los bandoleros más conocidos de la zona, El Tempranillo. Esta localidad se convierte en escenario de la obra de su vida, a la que miles de visitantes acuden para vivir en primera persona la boda de este bandolero, la muerte de su esposa y el nacimiento de su hijo.

reconstrucción de la vida de los bandoleros

reconstrucción de la vida de los bandoleros

9.  Sentirse como en casa

Los habitantes de Grazalema son uno de los incentivos para visitar este pueblo. Su amabilidad, sencillez, predisposición y cercanía harán que te sientas como en familia.  Y qué decir de la gracia de sus gentes, ¡bien conocido es el carácter bonachón y dicharachero de los gaditanos!

Grazalema

Grazalema

10. Visitar Sevilla

A muy pocos kilómetros de Grazalema se encuentra la monumental Sevilla. Si se habla de la capital de Andalucía, nunca se sabe por donde empezar, aunque quizás la Giralda sea el mayor emblema de la ciudad. Esta torre de la catedral se encuentra además junto a los Reales Alcázares, un conjunto histórico artístico que no deja impasible a nadie. Para continuar la Torre del Oro a orillas del río Guadalquivir y el puente que lo cruza hasta el barrio de Triana, donde se respira arte y ‘duende’ andaluz, con tascas, tablaos y cantaores flamencos de renombre. Tampoco se puede quedar atrás el monasterio de la Cartuja, el Palacio de Medinaceli o la monumental Plaza de España.

Catedral-Sevilla

Sevilla

Dónde alojarte:

El Hotel Fuerte Grazalema se encuentra en el precioso Parque Natural de la Sierra de Grazalema, a solo 5 km del bello pueblo andaluz que da nombre al parque, y a 20km de la famosa ciudad de Ronda, visita obligatoria en Andalucía.

El establecimiento cuenta con 77 habitaciones, con balcón privado con vistas espectaculares al valle del Guadalete y al pueblo de Grazalema, aire acondicionado, TV vía satélite, minibar, conexión Wifi gratis, baño con amenities y secador de pelo.

Baldío de los Alamillos Carretera A-372, Km. 53 11610 Grazalema (Cádiz) 

Tel: (+34) 956 13 30 00
Fax: (+34) 952 86 00 34


Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page