Salinas romanas, una joya de la salud y la historia en el corazón de Grazalema

Salinas en la Sierra de Grazalema.

Salinas en la Sierra de Grazalema.

Si hace poco te contábamos cómo se hacían los bolsos artesanales de cuero, hoy os hablamos de la producción de sal, una técnica ancestral que se transmite de generación en generación en la Sierra de Grazalema, Cádiz.

Si tenéis pensado hacer una escapada de turismo rural con encanto, tenemos la mejor propuesta para una visita cultural y natural a las Salinas Romanas de Hortales, situadas al pie del conocido cerro Cabezo de Hortales en el término municipal de Prado del Rey, a 20 minutos de Grazalema, en la ruta de los pueblos blancos de Andalucía.

Las salinas, de origen fenicio, deben su existencia a unos manantiales próximos de los que sale el agua de manera constante durante todo el año, con una temperatura de 25 grados y con contenido salino de 28 gramos por litro. Una imagen espectacular que forma una capa blanca sobre la tierra y convierten este paraje en un lugar único y digno de visitar. Estas salinas funcionan de una manera totalmente artesanal, ya que no utiliza maquinaria industrial alguna para la extracción de sal pura. Y es que los artesanos que trabajan a día de hoy en estas salinas romanas de Iptuci trabajan con las mismas herramientas de antaño: el rastrillo con el que se recoge la sal, escobones de olivo con los que se barre el suelo, una zoleta para picar la sal y un carrillo de mano para transportarlo. Sin trampa ni cartón.

Es importante hablar en este punto de la cuidad de Iptuci, que funcionaba como nevera de los salazones, ya que en la época fenicia se pagaba en sal hasta que aparece la primera moneda acuñada en bronce, con dos caras, por un lado tiene una rueda con ocho radios y por otra la cara del rey de esa época. El carácter salobre de estos manantiales se debe a que el agua dulce atraviesa, antes de aflorar, materiales triásicos de naturaleza margo-arcillosa ricos en yesos y sales solubles. En otra rutas por la provincia se han encontrado otros afloramientos de aguas salobres (Paterna y Puerto Real).

Una de las últimas salinas en funcionamiento

Las salinas de Hortales son unas de las últimas salinas de interior que se mantienen en funcionamiento en Andalucía. Su actividad está documentada desde el s. XIV durante el reinado de Alfonso XI pero se debían estar explotando desde mucho antes, como lo atestigua el asentamiento de Iptuci, que data de la Edad de Bronce, y que se ha mantenido en época púnica , romana y musulmana, y que, lógicamente, aprovechaba estas salinas.
El agua se canalizaba mediante un pequeño acueducto, que en otros tiempos estaban fabricado de madera y de los cuales aún se se conserva uno.

El proceso de recolección de la sal es complicado, ya que el proceso de cristalización se produce en la superficie del agua al amanecer. La recolección se lleva a cabos sólo los días que no sopla el viento para evitar que el grano de sal se vaya al fondo y se hace manualmente con una pala. Tiene un sabor inconfundible y una propiedad única como la sal, que por mucho tiempo que pase no se apelmaza y se mantiene con sus propiedades intactas.
El agua se lleva a unas piscinas que hacen el papel de depósitos. Desde allí se distribuyen por los cristalizadores, donde el sol y el viento hacen su trabajo.

Salinas en la Sierra de Grazalema.

Salinas en la Sierra de Grazalema.

Un trabajo artesanal de generación en generación

Esta trabajo artesanal es el que conoce a la perfección José García Bazán. Este artesano está al frente de una empresa familiar dedicada a la producción de sal, un arte que aprendió desde pequeño, ya que desde su bisabuelo la familia se dedica al negocio de las salinas. Cuatro generaciones de un oficio que pocos controlan en España y que José podrá explicar a todos los que se acercan al I Mercado de Artesanía y Productos Locales en hotel Fuerte Grazalema, que tendrá lugar desde el 25 de mayo hasta el 1 de julio todos los fines de semana (de viernes a domingo). José participará en esta feria con un puesto donde los asistentes además de conocer los secretos de las salinas podrán comprar sal artesanal.

Desde la prehistoria y con anterioridad a la aparición de la salinas de evaporación solar, la sal se obtenía por explotación de canteras o minas de cloruros de las que se obtiene la sal gema. Y por evaporación del agua salobre mediante calentamiento con fuego hasta la cristalización de los cloruros. La sal comenzó a tener importancia para los fenicios, expertos navegantes y grandes comerciantes, para ellos la sal era un producto fundamental. A partir del s. VI -V a. C, momento de apogeo de la comercialización desde salazones de pescado por todo el Mediterráneo, la producción de sal se debió intensificar en gran medida. En este sentido tenemos que los numerosos núcleos fenicios que se localizaron por la costa sur de la Península Ibérica como Abdera, Sexi, Malaca o Gadir.

Cabe la posibilidad de que en este momento histórico, nacieran las que hoy denominamos salinas tradicionales que, al ser más rentables y productivas que las anteriores, posibilitaron el fuerte impulso experimentado durante la antigüedad en el ámbito de la producción y comercialización de salazones. Así el nacimiento de las producciones salineras tiene una relación directa con actividades pesqueras a gran escala.

Este tipo de sal aporta al organismo muchos minerales como el sodio saludables para el organismo, ¿queréis saber algunos beneficios de consumirla a diario? El consumo de este tipo de sal proporciona energía a los músculos, disminuye la acidez gástrica, estimula la circulación sanguínea, el flúor fortifica los huesos y los dientes, tiene un gran efecto bactericida y antibiótico, el magnesio previene los trastornos del corazón, es antialérgico y evita costipados. ¿Qué más se puede pedir? Te esperamos en el I Mercado de Artesanía y Productos Locales en hotel Fuerte Grazalema

I Mercado de Artesanía y Productos Locales en hotel Fuerte Grazalema

Grazalema, Cádiz.

No olvidéis, en Fuerte Grazalema desde el 25 de mayo hasta el 1 de julio todos los fines de semana con el siguiente horario:

Viernes de 17 a 21 horas

Sábado de 11 a 21 horas

Domingo de 11 a 15 horas 

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page