Algunos lugares aún sorprenden, El Rompido en Huelva

Uno de los campos de golf que rodea las marismas

Uno de los campos de golf que rodea las marismas

Huelva es bien conocida por su origen  minero, siendo esta provincia del sur de España donde la revolución industrial inglesa fue a buscar unos de sus  materiales más preciados: el cobre.

Es incuestionable la importante herencia  cultural que la presencia inglesa ha dejado en Huelva durante el último tercio del siglo XIX y primera mitad del XX, sobre todo en lo que corresponde a arquitectura industrial y civil. La llegada de grandes compañías extranjeras a la provincia no sólo supuso la llegada de capital y su evidente impulso económico, sino el comienzo de la revolución industrial. Por otra parte, gracias a esa influencia británica, Huelva presume de ser la decana del fútbol español.

En su posterior desarrollo económico, Huelva, a pesar de su gran patrimonio natural, no enfocó su desarrollo al turismo por diversas circunstancias. Es cierto que playas como Matalascañas (próxima a la desembocadura del Guadalquivir) tuvo un momento de esplendor en los años 70, pero este impulso no continuó, quedando como un foco aislado. Más tarde, en los años 80 y 90 surgieron Islantilla e Isla Canela.

Una amplia zona del litoral quedó virgen, la costa de Cartaya,  y en particular el pequeño asentamiento de pescadores conocido como El Rompido. Ésta por tanto sigue conservando la identidad  de pueblo marinero andaluz, con sus casas blancas bajas y sus tascas, donde se degustan las maravillosas gambas de Huelva o el choco.

El Rompido debe su nombre a un accidente geográfico, el río Piedras, que al llegar al mar rompe y crea una extensa barrera de arena, dando lugar a una de las playas más bellas del litoral andaluz: la playa de Nueva Umbría o de El Rompido. Un total de 14 kilómetros forman esta playa virgen, a la cual se accede a través de un bello paseo en barco.

Cartaya es también conocida por sus pinares. El pueblo posee 20.000 hectáreas de pinares de monte público, que ofrecen la oportunidad de dar largos paseos andando o a caballo.

Uno de los campos de golf que rodea las marismas

Pueblo de pescadores de El Rompido, vistas desde las marismas.-

Se conjugan en este nuevo destino naturaleza y autenticidad, acompañado de dos campos de golf rodeados de las marismas del río Piedras.

Algunos lugares aún sorprenden en el litoral andaluz, El Rompido es, sin lugar a dudas, uno de ellos.

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page