Fuerte Rompido Suites

Aunque parezca que ya no quedan rincones no masificados ni playas vírgenes o semivírgenes en la costa española, los hay con cuentagotas, pero vaya si los hay. Además del cabo de gata o de las playas gaditanas de Bolonia, el rompido, una pedanía pescadora del municipio onubense de Cartaya, es otro rincón mágico.
Lo más importante de El Rompido, además de que el turismo no se ha masificado, es su desbordante naturaleza. Sin duda, el gran tesoro que presenta al visitante. El río Piedras, que separa Cartaya de Lepe, llega al océano amarismado, en un rico delta que alterna el pinar con la duna y con las aguas someras, en donde reposan el alcatraz, el chorlitejo, el alcaraván, el zarapito o la espátula. Un ecosistema de enorme riqueza que, en el fondo, no es sino una prolongación natural del vecino Parque de Doñana.

A El Rompido el turismo se asomó tímidamente hace apenas cuarenta años y, por fortuna, no lo ha colonizado. La aldea conserva su regusto marinero, con decenas de barquitos fondeados en la ría natural que se ha formado, aunque también hay un hermoso puerto deportivo. Tiene dos faros, uno decimonónico en desuso y otro más moderno que alumbra cada noche. Y tiene una hostelería estupenda, volcada en las especialidades de la zona: la impresionante gamba de Huelva, la coquina, la almeja y, desde luego, los pescados: dorada, lubina, corvina, el atún almadraba…

En cuanto a hoteles, el Fuerte Rompido Suites es, sin duda, la gran referencia. Y para quien busque ambiente nocturno, tampoco le ha de ser difícil encontrarlo. El mejor garito de la pedanía es el Luz de Mar, con ambiente chill y una impresionante terraza. Programa conciertos en directo habitualmente y todo, conciertos y ambiente, se trasladan ya de madrugada a un chiringuito playero situado a apenas unos centenares de metros.

Por lo demás, la aldea conserva el tipismo de lo recóndito. Sólo hay un centro comercial, aunque construido con cuidado: los establecimientos son pequeños edificios de madera con techumbre de brezo. Lo dicho, un lugar para perderse… sin tener tiempo de aburrirse.

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page