riesgo-de-infarto

15 factores que debes tener en cuenta para evitar problemas de infarto e isquemia cerebral

Algunas de las condiciones o enfermedades más comunes en el mundo desarrollado son aquellas relacionadas con la fluidez de la sangre y los bloqueos de las venas y arterias que llevan los nutrientes y el oxígeno al corazón o el cerebro.

Si hay un bloqueo en el sistema puede causar un infarto o isquemia. Ambos pueden tener un efecto devastador no solo sobre la víctima sino sobre su familia y amigos. ¿Cómo prevenirlo?

Aunque no podemos eliminar al cien por cien la posibilidad de sufrir un afección de este tipo, hay dos tipos de factores de riesgo que debemos tener en cuenta: aquellos que no podemos controlar y aquellos que sí.

Factores de riesgo que no podemos controlar:

1. La edad

No importa lo que digan las compañías de cosmética, no podemos controlar el proceso de envejecimiento. Es un hecho vital y puede ser más beneficioso si aceptamos nuestra edad y nos adaptamos a las restricciones que este proceso nos da, en lugar de tratar de ‘parar el reloj’.

2. El género

Parece que los hombres tienen más probabilidad que las mujeres de sufrir un infarto o isquemia. Esto no significa que las mujeres no deban tomar las mismas precauciones. Los dos sexos son vulnerables.

3. Los factores genéticos

Si hay antecedentes de esta enfermedad en la familia se piensa que es más probable que una persona sufra un infarto si no se adoptan ciertas precauciones.

4. El origen étnico

Los estudios indican que hay varias “razas” que tienen más tendencia a sufrir enfermedades cardiovasculares que otras. Por ejemplo se piensa que los hombres blancos caucáseos tendrán más probabilidad de sufrir un infarto que un hombre del sur de Asia.

5. Antecedentes

Si has sufrido algún tipo de problema de circulación o angina de pecho correrás más peligro de sufrir un infarto. Esto significa que tendrás más razones aún para controlar los factores de riesgo.

6. El Factor X o lo desconocido

Aunque la ciencia médica avanza cada año, desconocemos muchos de estos factores. Hay incluso teorías que defienden que la causa de este tipo de afecciones es un virus.

infarto

evitar problemas de infarto e isquemia cerebral

Hemos hablado sobre los factores que no podemos controlar, pero debemos tenerlos en cuenta cuando comemos, bebemos o hacemos algo que no deberíamos. Veamos ahora los que sí podemos y debemos controlar.

Factores de riesgo que podemos controlar:

7. Obesidad

El sobrepeso puede causar muchos problemas además de los cardiovasculares, así que se debe controlar, especialmente aquella grasa que se acumula en la cintura. La British Heart Foundation dice que los hombres que tienen una cintura que mide más de 94 cm y 80 cm en el caso de las mujeres pueden tener problemas de salud. Si estas medidas aumentan a 102 cm y 88 cm respectivamente entonces se convierte en un riesgo alto de sufrir un infarto. Para controlar regularmente tu cintura, busca la parte de arriba del hueso de la cadera y la parte inferior de las costillas. Aspira fuera de forma natural y coloca el metro medio distante entre los dos puntos y envuélvelo alrededor de la cintura. Este proceso te dará la medida correcta.

8. Colesterol alto

Básicamente debemos evitar mucha carne roja y en general grandes cantidades de grasa animal, ya sea de forma líquida o sólida. Aprende a leer las etiquetas de los alimentos y asegúrate de lo que contiene cada producto.

9. Tensión arterial alta

Como decíamos anteriormente, en este punto se debe tener en cuenta el sobrepeso, por lo que una buena dieta y ejercicio físico son fundamentales. Chequea los niveles regularmente. Los valores saludables son 125/80. Si son mucho más altos que esto, por ejemplo 150/100, deberías visitar el médico.

10. Diabetes

La diabetes puede ser muy dañina, pero es una condición que se puede controlar teniendo en cuenta los factores de riesgo aquí expuestos. Los valores saludables de glucosa son entre 90 y 110.

11. Fumar

Como dice en el paquete de tabaco: “Fumar Mata”. No solo la nicotina que es nociva, sino todos las componentes químicos que un fumador inhala cuando fuma. No es una cuestión de control o moderación sino de erradicación total del tabaco.

12. Inactividad física

Está probado sin duda alguna que el ejercicio físico es esencial no solo para controlar el riesgo contra enfermedades cardiovasculares, sino por el bienestar en general. No tienes que entrenar para unos juegos olímpicos, solo sal a correr, caminar, nadar o montar en bici por lo menos 3 veces a la semana y de 45 a 60 minutos cada sesión.

13. Consumo excesivo de alcohol

Ten cuidado con la cantidad de alcohol que tomas. Dicho esto, hay algunos beneficios en beber pequeñas cantidades de whisky o vino tinto. Por ejemplo beber un whisky un par de veces a la semana o máximo dos copas de vino tinto al día.

14. Estrés

Como todo, demasiado estrés puede ser dañino, especialmente si es crónico o constante. Desde luego cada persona es diferente y algunas no solo necesitan el estrés en su vida, sino que también sacan provecho de él.

15. Ignorancia y falta del sentido común

Cuando quieres prevenir algo debes conocer a tu “enemigo”. Infórmate de lo que mejor te sienta. Tampoco tienes que ser un paranoico con lo que comas.

evitar-infarto

Disfruta la vida pero con moderación

Disfruta la vida pero con moderación. No tienes que ser un científico nuclear para saber si tomas mucho alcohol todos los días, fumas un paquete de cigarrillos cada día, comes mucha comida basura y no te mueves del sofá, solo buscas problemas.

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page