7 maneras de descubrir el Parque Nacional de Doñana

Quién no ha oído hablar del Parque Nacional de Doñana… A caballo entre las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz, Doñana es hoy un mosaico de ecosistemas que albergan una biodiversidad única en Europa. Doñana está conformado por el Parque Nacional y el Parque Natural del mismo nombre y presume de los variados ecosistemas que lo componen: las dunas, playas infinitas, el bosque, el matorral, la vera y unas extensas marismas llenas de vida. Visitar Doñana es uno de los imprescindibles de todo viajero y, por ello, te contamos algunas cosas que no debes perderte de Doñana.

1. Ecoturismo desde Sanlúcar de Barrameda

Pinar de Algaida

Pinar de la Algaida

Entre todas las excursiones a Doñana que puedes hacer, la opción más asequible y que tiene más atractivos para los amantes de la naturaleza es recorrer el pinar de la Algaida, uno de los parajes menos conocidos del Espacio Natural. En la laguna de Tarelo, de gran interés ornitológico, se puede disfrutar de una de las colonias más importante de la malvasía común de Andalucía y observar numerosas aves acuáticas.

Su paseo es muy recomendable para disfrutar de la hermosura de los paisajes marismeños y de pinares dunares gaditanos. Es un espacio muy atractivo para los lugareños y los turistas que visitan Sanlúcar que buscan algo más que la calidad de los langostinos de Bajo de Guía.

2. El Rocío

El Rocio

El Rocio

No te puedes ir del Parque Nacional de Doñana sin acercarte a la famosa aldea de El Rocío. Archiconocida por la multitudinaria Romería del Rocío, este conjunto arquitectónico bien vale una parada en nuestro camino. Lo primero que llama la atención son sus calles de tierra y es que el asfalto no ha llegado a ningún rincón de esta imperturbable población.

Merece la pena pasear por sus calles en busca de la mejor postal y, por supuesto, entrar a la Ermita del Rocío. De construcción reciente, en la década de los 60, este templo acoge una de las tallas más veneradas del mundo, la Virgen del Rocío. La festividad en torno a la Virgen, que se celebra durante el fin de semana del Domingo de Pentecostés, congrega cada año a más de un millón de personas y su trayecto pasa, en parte, por el coto de Doñana.

3. Travesía a bordo del buque Real Fernando

Buque Real Fernando

Buque Real Fernando

Para visitar tanto el Parque Natural como el Parque Nacional en un mismo trayecto está la opción de hacer la travesía desde Sanlúcar de Barrameda en el barco Real Fernando, que hace dos paradas interesantes en un viaje que dura unas tres horas, aproximadamente.

Durante el camino se hace hincapié en la aparición de aves como el flamenco o la garza real, que se ven con facilidad desde el barco.

4. Acercarse al Asperillo

Acantilado del Asperillo

Acantilado del Asperillo

Doñana guarda sorpresas hasta el final de la visita, como el Acantilado del Asperillo, situado en la frontera litoral. El lugar es un espectáculo de contrastes, con toda una gama de colores ocres y rojizos, que se dibujan según la hora del día.

Este acantilado arenoso impresiona tanto por sus casi 30 metros de altitud, el más alto de Europa de este tipo, como por sus varios kilómetros de largo, parte Monumento Natural, que dominan el paisaje costero. Además del evidente valor paisajístico, posee un gran valor geológico y ecológico. Descúbrelo gracias a senderos señalizados como el de Cuesta Maneli, donde además podrás conocer la evolución de las dunas por distintos ecosistemas, desembocando en el propio acantilado.

5. Ver la saca de yeguas

Saca de yeguas

Saca de yeguas

Desde hace más de 500 años, los ganaderos de Almonte llegan al pueblo con las yeguas y los potros recogidos en labores durante todo el día en el Parque Nacional de Doñana, para celebrar la anual Feria del Ganado. A este acontecimiento se le conoce como la Saca de Yeguas. En la actualidad, cada 26 de junio podrás asistir a este tradicional desfile en el que las yeguas se agrupan en tropas guiadas por los yeguerizos.

6. Disfrutar de sus playas

Playa Pico de Loro

Playa Pico de Loro

Entre el mosaico de paisajes que compone Doñana encontramos dunas, marismas y pinares, pero también 27 kilómetros de playa completamente virgen. Si retrasas la caminata hasta el atardecer, contemplarás la espectacular puesta de sol que se puede disfrutar en este importante y reconocido espacio natural.

7. Las dunas móviles

Dunas

Paisajes realmente espectaculares son los que conforman las dunas móviles que se forman en la playa, donde el viento empuja las arenas desde la costa hacia el interior, formando montañas de arena que irán creciendo y progresando hasta encontrarse con la marisma. Aunque la presencia de dunas es continua en el litoral de Huelva y Cádiz, la más impresionante se encuentra entre la localidad de Matalascañas y la desembocadura del Guadalquivir.

DÓNDE ALOJARSE

Vistas desde el hotel Fuerte El Rompido

Vistas desde el hotel Fuerte El Rompido

El Hotel Fuerte El Rompido es uno de los más bellos hoteles de la zona por su espectacular ubicación en una loma que domina todo paraje natural del Río Piedras y que ofrece un enclave perfecto para disfrutar de la ruta de la gamba. A ello hay que sumar una arquitectura de estética andaluza que armoniza con su entorno y una buena oferta gastronómica basada en los productos del mar. Un lugar ideal para el descanso y para la práctica del deporte rodeado de naturaleza.

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page