El Rompido

Vacaciones gratis en tiempos de crisis, una cuestión de azar y optimismo

Víctor Narváez y Ana Memole son una joven pareja con niños de Málaga. Este año la actual situación económica les obligaba a quedarse en casa durante las vacaciones de verano, una historia más común de lo que pensamos en estos tiempos.

Pero Víctor se animó a participar en el concurso de Facebook ‘Vacaciones gratis en El Rompido’ de Fuerte Hoteles. “¿Por qué no?”, se dijo, “no tengo nada que perder”. Lo cierto es que no acertó todas las preguntas, ya que se trataba de un cuestionario tipo Trivial y era indispensable responderlas todas bien.

Así que invitó a su mujer a que participara ella y efectivamente dio en el clavo con todas. Y cosas del azar, la suerte o como lo queramos llamar, ella resultó ser una de las agraciadas con el premio de dos noches de hotel en Fuerte El Rompido entre más de 700 participantes. Pero qué mejor que los propios protagonistas para que nos cuenten en primera persona su historia, os dejamos con Víctor:

Para empezar con la parte negativa, diré que hace un año que estoy en paro. De modo que las habituales vacaciones de otros años, este verano habían quedado en suspenso.

Hasta aquí, todo lo malo que puedo contar. Porque, cuando leímos que a mi mujer le habían tocado dos noches de hotel este verano, la alegría fue muy grande. Por el hecho en sí y también por el pequeño guiño que la suerte nos hacía.

Después de darle un par de vueltas, y con la habitual ayuda de los abuelos, decidimos dejar a las niñas en casa y tomarnos esos días como una manera de relajarnos, descansar, disfrutar y tomar fuerzas. Fue una opción estupenda, pero haber ido con las niñas lo hubiera sido igualmente.

Víctor y Ana, ganadores de unas vacaciones en El Rompido

Víctor y Ana, ganadores de unas vacaciones en El Rompido

El cocinero ‘showman’

Nosotros solemos hacer turismo urbano, y era la primera vez que íbamos a un hotel de vacaciones junto a la playa, y la experiencia ha sido estupenda. Nada más llegar y durante toda la estancia, el personal del hotel Fuerte El Rompido nos ha hecho sentir en casa. Atentos, amables y simpáticos, quizás por haber ganado un concurso penséis que nos trataron de manera especial. Y lo hicieron, pero con nosotros y con el resto de clientes.

La habitación era muy espaciosa, limpia y con una terraza estupenda donde ver caer el sol. Las instalaciones, la zona de piscina, los bares y restaurantes… algo que me sorprendía es que, siendo un hotel familiar y con muchos niños y niñas, se respiraba un ambiente de tranquilidad y relax. El desayuno merece una mención especial. Variado hasta la exageración, con productos frescos y abundantes… y con un cocinero que preparaba unas tortillas en directo mientras te hacía reír sin parar.

Rompido

El Rompido

Luego están los detalles: la toalla para la zona de piscina, el ticket para el barco que te lleva a la playa incluido (por cierto, ¡vaya playa!: espacio natural virgen, arenas blancas y limpias…), o que, al no estar preparada nuestra habitación cuando llegamos, nos invitaron a tomar una cerveza en el bar de la piscina mientras la preparaban. A los diez minutos, nos llamaron para avisarnos de que estaba lista.

Para concluir, lo que ya podéis imaginar: hemos vuelto con las pilas cargadas, el ánimo a tope y con muchas ganas de repetir… ¡esta vez con las peques! ¡Muchas gracias a Fuerte Hoteles!

Hasta aquí la historia de Víctor y Ana, ¡esperamos veros pronto por el hotel! Y al resto de lectores os invitamos a participar en las promociones de nuestro Facebook. Recordad que siempre le toca a alguien, sin trampa ni cartón ;)

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page