rutabici2

Ruta en bicicleta por las playas Conil, una experiencia para recordar

Si algo caracteriza a Fuerte Hoteles es su apuesta por un programa de actividades de animación que complementen la experiencia de nuestros huéspedes en los destinos en los que nos encontramos y a las que llamamos Fuerte Experiencias. Por eso desde Fuerte Noticias hemos decidido acompañar a nuestros clientes en una nueva ruta en bicicleta que se organiza desde Fuerte Conil – Costa Luz y que queremos compartir con todos nuestros clientes. Así fue nuestro día la ruta hasta las Calas de Roche:

Son las 10 de la mañana, hemos quedado con el jefe de Experiencia de Fuerte Conil – Costa Luz, Jesús, en el punto de encuentro del hotel.

Cuando llegamos ya tenemos a un grupo de unos diez huéspedes listos para una experiencia en bicicleta. En este caso todos son alemanes, amantes del deporte y la naturaleza. Jesús nos explica en español y alemán en qué va a consistir la ruta, tres horas en bicicleta bordeando las playas y acantilados de Conil hasta las Calas de Roche, para acabar haciendo una visita a la lonja para ver en directo la subasta de pescados. ¡Arrancamos!

Playa Fuente del Gallo

En primer lugar un paseito a pie hasta la tienda de alquiler de bicicletas, donde cada uno elige la que mejor le va y… a ¡correr! Salimos por las calles de pueblo a dos ruedas y en fila india, la ruta es básicamente plana y no tiene dificultad alguna, nos asegura Jesús. A los 15 minutos, primera parada, playa Fuente del Gallo. Es mediados de junio, hace sol y la playa está llena de surfistas que tabla en mano juegan a sortear las olas.

Jesús explica a los turistas que a la izquierda se puede ver la playa de El Palmar, una de las más concurridas de la Costa de la Luz y que continúa hasta Caños de Meca, en Barbate. Al fondo se puede ver el Faro de Trafalgar, las vistas son impresionantes y esto no ha hecho más que empezar.

Son las 10.40, continuamos aún en poblado hasta abandonar ya las calles de Conil y adentrarnos en plena naturaleza, el siguiente alto en el camino es una auténtico paraíso. Estamos encima de los acantilados de Conil que serpentean a lo largo de la costa dibujando un paisaje realmente impresionante.

Ruta en bicicleta

Debajo, playas magníficas y debido a la altura del terreno, unas vistas que impresionan. Los turistas preguntan a Jesús qué es ese pulmón verde que se ve al fondo. “Se trata del Parque Natural de la Breña, visto desde aquí no me digáis que no parece un brócoli”, dice entre carcajadas.

África, de fondo

Nuestros huéspedes se ríen, el tipo de pino y el espesor del bosque le dan un parecido bastante razonable con la de un brócoli gigante plantado a la orilla del mar. Pero, quizás la sorpresa más grande que se han llevado los senderistas en esta parada es lo bien que se vislumbra al fondo del mar, Marruecos. ¡No eran conscientes que se encontraba tan cerca el otro continente, África!

Continuamos el camino por encima de los acantilados con un paisaje arenoso y poblado de abundante vegetación A nuestra derecha trigales que dejan una estampa maravillosa, es primavera y el campo está lleno de flores que le dan mucho colorido al entorno.

Cala del Aceite

En diez minutos y cruzando un sendero entre pinos nos encontramos con la Cala del Aceite. Son las 11.15 de la mañana y estamos ya a principios de junio, así que en esta estupenda playa de arena blanca ya se ven algunas familias tumbadas al sol mientras un hombre corretea con su perro por la orilla. El paseo en bicicleta está siendo genial y entran ganas de soltarla y tirarse directamente a la playa a darse un baño, pero eso vendrá después porque aún nos queda lo mejor.

Ruta en bicicleta

Seguimos nuestra ruta y Jesús se para justo antes de cruzar una pequeña carretera que baja para explicar que ese tramo separa Conil y Roche. Como curiosidad nos cuenta que una parte de Roche pertenece a Conil y la otra a Chiclana. Nos preparamos para bajar y nuestro guía avisa que después hay una pequeña subida, la única de todo el recorrido en la que hay que hacer un pequeño esfuerzo, ¿qué mejor para quemar el desayuno?

Son las 11.35, ha llegado el momento de tomar un poco de aire junto al faro de Roche en una mirador en el que se ve toda la línea de costa. ¡Ahora más que nunca entendemos por qué se llama la Costa de la Luz! Los turistas aprovechan para conversar animadamente con Jesús y le preguntan por la almadraba y la pesca del atún. ¡Ahora toca ver la parte más impresionante de este recorrido, las calas de Roche!
Pero eso os lo contaremos en el siguiente post ;)

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page