portada

Diez claves para cuidar tu piel en verano y lucir un bonito bronceado

Cuando llega el verano todos queremos broncearnos y lucir una piel bonita, pero no por eso hay que poner en peligro nuestra salud. El sol quema en esta época estival y hay que saber cuidarse de los rayos UVA, lo que no significa que sacrifiques tu moreno. Existe una amplia gama de productos y ciertos alimentos que te ayudan a conseguir el color que deseas sin ponerte en riesgo. Te ofrecemos diez claves para que te broncees este verano y a la vez cuides tu piel.

  1. Selecciona el protector solar

Una premisa que hay que tener presente al exponerse al sol es que hay que utilizar un protector solar. Olvida el bulo que se extiende en ciertos círculos que asegura que con estas cremas no se te dora el cuerpo, pues es totalmente falso. Se puede conseguir un bronceado bonito sin ponerte en riesgo. Recuerda que la piel tiene memoria y en un futuro si no la cuidas puedes padecer todo tipo de complicaciones. Los que tienen la tez muy blanca, los pelirrojos, los calvos y los niños deberían utilizar protectores de mayor graduación, lo ideal es que sean superiores a 30, que realmente es el factor más recomendado para el público en general. Así es que no lo olvides, antes de exponerte al sol selecciona la protección que mejor se adapta a tus necesidades.

Crema de protección solar

Crema de protección solar

  1. Cuidado específico

Al igual que cuando te aplicas una hidratante o un antiedad utilizas diferentes productos dependiendo de la zona de tu cuerpo, a la hora de exponerte al sol debes hacer lo mismo. La cara es una zona de alto riesgo y debes cuidarla con especial atención, sobre todo si no quieres que te salgan pecas o manchas. Para ello venden protectores solares específicos para la tez, que suelen ser de un factor más alto que para el resto del cuerpo. Te recomendamos que utilices el SFP 50 si te expones a los rayos UVA. De la misma manera, puedes encontrar también en los diferentes establecimientos de cosmética sprays para aplicártelos en el pelo, pues nuestra cabellera también sufre en los días de sol.

La cara requiere protección especial

La cara requiere protección especial

  1. Exposición gradual

No quieras broncearte el primer día porque lo único que puedes conseguir es quemarte y tener serios problemas en la piel, incluso, heridas. Si vas de vacaciones a un sitio de playa intenta exponerte al sol de manera gradual. Divide en los días que pases en tu destino las horas de baño con las actividades que pueda ofrecerte el lugar. No cometas la locura de pasar desde que llegues hasta que te vayas bajo los rayos UVA. Lo ideal son dos o tres horas aunque puedes alargar un poco más la jornada si utilizas sombrillas y cremas protectoras.

Evitar quemaduras

Evitar quemaduras

  1. Horarios de exposición al sol

Un factor importante que has de tener en cuenta si vas a la playa es no exponerte al sol de doce de la mañana a cinco de la tarde o, al menos, extremar las precauciones. Estas horas son las de mayor virulencia para tu piel. Si aun así deseas darte un baño en este horario utiliza SPF 50 e intenta estar debajo de una sombrilla. No olvides mojarte la cabeza cada vez que se te seque el pelo pues, si dejas mucho tiempo el cabello en exposición al sol sin humedecer puede dañarse y, además, puedes coger una insolación.

Protégete bajo la sombrilla

Protégete bajo la sombrilla

  1. Uso del maquillaje

Muchas mujeres quieren estar guapas incluso a la hora de irse a dar un chapuzón al mar y por eso no quieren rechazar a su maquillaje. No tienes por qué hacerlo pero sí debes aprender a aplicártelo bien. Antes que nada extiende muy bien el protector solar especial para la cara veinte minutos antes de maquillarte. Intenta utilizar productos waterproof (sobre todo la máscara de pestañas). Existen casas de cosméticos que venden maquillaje especial para el baño y si no también puedes aplicarte las cremas de color que tienen también protección solar. Para los labios utiliza bálsamos que te los mantengan hidratados.

Maquillaje resistente al agua

Maquillaje resistente al agua

  1. Usa protección para salir a la calle

No olvides que, aunque no estés en la playa, el sol quema igual si paseas por la ciudad así es que lo mejor es que te apliques el protector solar antes de salir a la calle y utilices gafas de sol y un sombrero que te resguarde del calor. Intenta dejar los paseos largos para cuando caiga un poco la tarde y aprovecha las horas clave de rayos UVA para visitar museos, disfrutar de los establecimientos de restauración y visitar todos los sitios que quieras ver que sean bajo techado.

Protección también en la ciudad

Protección también en la ciudad

  1. Pastillas bronceadoras

Un producto que lleva casi una década en el mercado y que cada vez se extiende más entre los amantes de una piel morena, son las pastillas aceleradoras del bronceado. Antes de ingerir ninguna de estas pastillas consulta con el farmacéutico pues ellos saben orientarte cuáles son las que están aprobadas por Sanidad y son seguras y eficaces. Con este método verás cómo te bronceas con mayor celeridad y sin tener que exponer tu piel al sol de manera excesiva. Un sistema que está triunfando en todas las boticas españolas.

Precaución con las pastillas

Precaución con las pastillas

  1. Ingerir alimentos bronceadores

Si lo que te gusta realmente es el método tradicional y no quieres ingerir pastillas o utilizar aceleradores de bronceado, nada mejor que recurrir a una alimentación acorde con el verano. La zanahoria, además de ser un producto sano, es una hortaliza rica en caroteno al igual que el tomate y el pepino. Si comes ensaladas con estos ingredientes o incluso batidos frecos con alguno de ellos, verás cómo se intensifica el color de tu piel sin correr ningún tipo de riesgo.

Alimentos potenciadores del bronceado

Alimentos potenciadores del bronceado

  1. Aloe vera y After Sun

No creas que tras llegar a casa de la playa y darte una ducha en agua dulce debes dejar de cuidarte la piel después de exponerte al sol. Lo mejor es que una vez esté limpia cada zona le apliques un loción o crema after sun para refrescar e hidratar el cuerpo y que no vayan a aparecer rojeces. Uno de los productos naturales más utilizados en verano es el aloe vera. Tanto si te lo compras en crema como si lo extraes directamente de la planta tu piel quedará suave como la seda.

Hidratación después del sol

Hidratación después del sol

  1. Aceite de Rosa Mosqueta

Además del cuidado continuo que tienes que hacer de la piel, especialmente en vacaciones en destinos de sol y playa, existen otros factores que puedes mejorar con algunos productos si te vas a exponer a los rayos UVA. Si tienes cicatrices o estrías al broncearte pueden acentuarse y por eso es bueno que al acostarte y al levantarte te limpies bien la zona donde se encuentren y te extiendas un poco de aceite de Rosa de Mosqueta. Este ungüento tiene muy buenos resultados y dejará tu piel suave disimulando esas imperfecciones.

Aceite de rosa mosqueta

Aceite de rosa mosqueta

DÓNDE ALOJARSE

Si quieres descubrir Andalucía no dudes en alojarte en los mejores hoteles. La opción más eficaz, sin duda, es Fuerte Hoteles. La cadena cuenta con establecimientos donde podrás disfrutar, además de sus servicios, de lo mejor de cada punto de la geografía andaluza. Sus más de 50 años de experiencia son la mejor de las garantías para dedicar tu tiempo a descubrir su esencia y su patrimonio. Marbella, Conil, Grazalema, El Rompido, Estepona o Torrox son algunos de los enclaves donde puedes encontrar estos increíbles alojamientos. No olvides en cada uno de estos destinos tener en cuenta nuestros consejos para cuidarte del sol.

Fuerte Estepona

Fuerte Estepona

Leave A Comment

Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ PageVisit Our Google+ Page